viernes, diciembre 29, 2006

si quieren ir a ver una musica que cree por primera vez con la compu pueden ir y luego digan q onda
r

sábado, diciembre 23, 2006

Nota de Sandra Russo de Pagina hoy sab dic 23.
me gusta como escribe y los temas que escribe.
aca va.


Contratapa|Sábado, 23 de Diciembre de 2006
El falo de cristal
Por Sandra Russo


Ella es muy joven, bella, ingeniosa. Está por terminar letras, pero eso no le alcanza: hace cursos de filosofía y en sus ratos libres practica acrobacia y hace tai chi. Además lee bastante. Puede ponerse a defender, completamente borracha, la vigencia de Spinoza o de Henry James. Siempre que la veo está vestida como una muñequita de torta palermitana, como una falsa ingenua, porque de ingenua, Lila no tiene nada.

Pero con los hombres, Lila disimula. En los últimos tiempos empezó a disimular cada vez más. El otro día la vi, y estaba contenta porque por fin está saliendo con alguien. Lo único que venía encontrando eran los toco y me voy, escenas de fin de fiesta en las que los que quedan salvan algo del naufragio de la noche, pero a conciencia de que no se está empezando nada ni se está en la obligación moral, siquiera, de preparar un desayuno a la mañana. Relaciones sin importancia, repite Lila, que es lo que se lleva. ¿Por qué los pibes de ahora, a diferencia de los pibes de siempre, buscan aquello que no tenga importancia, aquello que les asegure que nada será sometido a movimiento, que nada de sus vidas abúlicas será alterado? Lila no lo sabe, pero actúa en consecuencia, y entre amigas lo confiesa abiertamente: “Para gustarle a un tipo, la mejor de las estrategias es hacerte la boluda, no falla. ¡Adoran a las boludas!”, es una de sus máximas.

Llegó contenta y haciendo ojitos de enamorada. Está saliendo con un chico con el que hablan y discuten, se hacen compañía y comparten sus respectivos proyectos de trabajo o de estudio, se llaman cada noche para saber cómo fue el día del otro. Casi perfecto. Lila casi no lamenta no tener sexo con él.

No tienen sexo porque, explica ella, “él no se siente preparado”. Como Lila es de las chicas que, a diferencia de sus madres, sostienen que el tamaño importa y mucho (y no por una cuestión específicamente sexual: Lila y sus amigas están convencidas de que los tipos que la tienen de buen tamaño son más seguros y más caballeros), ella se encargó de comprobar en algún escarceo que el tamaño no es el problema. “Ahí me tranquilicé. No es el tamaño, es neura solamente”, explica. Pero él le dice, después de un mes de verse muy seguido, que “lo espere”.

Esto que relato no es una generalidad sino un caso que transcurre, sin embargo, en esos pliegues sociales que lentamente van escupiendo a su alrededor no sólo maneras de vestirse sino maneras de comportarse. Lila trae noticias de algo que sucede subterráneamente y que en su cama aflora porque ni él tiene reparos en decirle “esperame” ni ella se sorprende demasiado al escucharlo.

Antes se le llamaba falo al pene y después se comprendió que la idea de falo es bastante más amplia. Pero un poco más tarde también hubo que admitir que en esa idea de falo entran no sólo las erecciones y las anécdotas poderosas, sino las iniciativas, el poder, la voluntad, la seguridad, la capacidad de seducción, la manipulación más o menos consciente del deseo. ¿Quién tiene el falo hoy? ¿Ese chico que decide esperar a “estar listo” para un coito o esa chica que lo trata a él como a un príncipe tan parecido a una princesa?

Antes el falo parecía resumir la fuerza masculina, la fuerza física y mental. Pero ahora el falo es de cristal. Si se cae, se rompe. Lo tienen ellos o ellas indistintamente. Y en rigor, ni ellos ni ellas están satisfechos de tenerlo. Ellos y ellas se quieren sacar el falo de encima. Nadie quiere ser fálico. Lila está en las antípodas de las mujeres que disfrutan de tener el poder. Desde hace mucho que busca a un hombre para descansar en él, para... Dios mío... ¡sentirse protegida! Y dejar el sexo para más adelante le parece un detalle, algo accesorio, porque lo que le importa es que él la llama todas las noches para ver cómo fue su día, y Lila, que aunque es muy joven tiene considerable experiencia, sabe que aquellos que se la llevan a la cama de una, al día siguiente desaparecen. Esas llamadas humanizantes, esa consideración caballeresca de este pibe le parece más importante que un revolcón. Y banca.

La confusión entre los géneros reclama una redefinición del falo, que incomoda a todos/as. Hombres y mujeres parecen tan agotados y asustados, que unos y otras prefieren hacer la posta y abandonarse a las iniciativas ajenas.

El falo de cristal es intercambiable, ya que no es ni masculino ni femenino. La época, que exalta la androginia afectiva, ofrece la posibilidad de que el falo incluso no lo tenga nadie, que se caiga y se rompa y que de ahí en adelante un hombre y una mujer se enreden en una relación sin faro ni brújula, liberados ambos de tener que dirigir alguna orquesta. Los hombres sensibles y las mujeres que están volviendo de las reivindicaciones rechazan la idea de “ser el o la que sabe”. Todos están más cómodos y relajados en el “no sé qué me pasa”.

El falo de cristal yace en el piso, roto, testigo de otro tipo de relaciones en las que él hubiese sido necesario. Hoy no. El poder, eso por lo que pelearon durante años hombres y mujeres, ya no es un atributo deseable. Y es que, individualmente, los hombres y las mujeres están tan desconcertados, que prefieren ubicarse allí donde el otro les diga, allí donde no hay reglas de juego ni nadie que las haga respetar, allí donde no hay pasión sino un poco de compañía confiable.

© 2000-2006 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

viernes, diciembre 22, 2006

Monty Python - Spam

gente, para que se caguen de risa, aca va el sketch de los monty python que dio origen al famoso y odioso nombre "spam" a los no solicitados correos electronicos que recibimos a diario... disfrutenlo.

jueves, diciembre 21, 2006




mas chistes sobre grad students....
hay uno que es justo para marian y sus amigos caricaturistas
y el del vago que "hace" que labura es un clasico
la pag es www.phdcomics.com

quick comments:
1. el otro dia estaba en victoria haciendo mi trabajo con el eqpo de invest y a la mañana cuando voy a ser el check out en el hotel me encuentro con la recepcionista y es argenta. reconstruccion de parte de la charla

Perla: si estoy aca hace un año y medio, mi marido es canadiense y surfer y despues de estar en usa y en montreal quisimos venir aca porque es el lugar con mas sol y tiene playas buenas para surfear cerca
Rafa: y te gusta?
P: no, no me banco la ciudad, a las 9 de la noche estan los restaurantes cerrados, es linda para venir, para sacar fotos, pero para vivir no.
R: y la gente como es? parece muy colonial la ciudad y la gente es medio hippie, y despues tenes muchos viejos que vienen a jubilarse aca, no?
P: tenes los hippies que esta todo bien con ellos, pero la ciudad es de viejos y los jovenes tienen mentalidad de viejo
R: pero tienen amigos?
P: pocos, con la gente de aca es dificil, empezas una relacion con alguien y cuando decis "bueno, nos hacemos amigos?" no pasa nada
R: y a argentina hace mucho que no van?
P: dos años, hace cinco años que estoy afuera pero hace dos años que no vuelvo, igual cuando fui me quede por un año y mi esposo por 9 meses, pero estamos pensando irnos a otro lado
R: es raro como uno siempre idealiza el otro lado, cuando estas alla queres estar aca y al reves
P: si, cuando estaba en buenos aires no veia la hora de irme a la mierda, pero ahora que estoy aca no veo la hora de ir un tiempo a buenos aires. si pudieramos tener visa para trabajar en usa nos iriamos a california a alguna ciudad chica pero mientras tanto estamos aca
R: igual hay que disfrutar lo que tenemos
P: si

2. a la noche, viendo el noticiero veo/escucho que hablan de un grupo de estudiantes en washington que hacen la movida de "Dumpster diving," basicamente ir a buscar la comida que tiran los super cuando esta vencida o verduras y frutas con alguna pequeña falla. Ese el otro polo del mundo, aca tiran la comida a veces porque si, sin que este vencida, y van los pobres a buscar comer porque no tienen nada para comer y las clases medias universitarias para quejarse por lo vergonzoso de tirar comida en este mundo de injusticias.... como mirar esta realidad con los ojos sudacas?

3. Cuando iba de ida a Victoria nos pusimos a charlar con Steve sobre la diferencia entre usa y canada. Llegamos a ciertas conclusiones:
a) hay muchas canada y usa dentro de usa y canada.
b) por lejos toronto y montreal son las mas cosmopolitas y multiculturales. vancouver es parte de la west coast, es muy parecida a la prima yanki, como mucho hay sur asiaticos e indios, ademas de los first nations, pero despues es todo muy blanquito y europeo.
c) canada es violenta, una violencia mas silenciosa, a veces, pero incomparablemente tranquila con usa.
d) a diferencia de francia donde todo tiene que estar homogeneizado por el estado laico pero al final termina siendo racista y elitista, y yankilandia donde desde el vamos es racista y elitista pero con la discriminacion positiva intenta reconocer la inequidad social, aca en canada no le dicen a nadie lo que tiene que hacer, si usar o no turbante o lo que fuera, aca intentan que todos desde sus diferencias mejoren y tengan mas recursos. obviamente que sigue habiendo un componente racista y elitista, que a los first nations los mantienen bien abajo y jodidos. pero igual parece que aca las distinas minorias estan un poco mejor. por ej, los vietnamitas y filipinos cada tanto se cagan a palos o se matan en surrey o en algun otro lado de estos lares y posiblemente es algo que viene de antes de estar aca en canada. pero aca le dicen "ok, tienen diferencias de antes, pero aca tienen que aprender a convivir". o por ejemplo el candidato del partido liberal para las proximas elecciones es quebecua y tiene ciudadania doble canadiense y francesa, algunos del partido conservador le decian que tenia q dejar la ciudadania francesa si queria ser primer ministro de canada, y la gente salto diciendo que no, que no tiene porque renunciar a nada para ser primer ministro. es un ejemplo de como se toman algunas cosas por aca.

4. cuando volvia de victoria a la noche iba caminando a casa desde granvile y pasaba por las casonas del barrio muy pituco donde vivimos, y de repente escucho que en una empieza a sonar una alrma, me digo que seguro que es el viento o algo que fallo, pero justo cuando estaba pasando al lado de la casa miro para adentro y de una ventanita un tipo se estaba descolgando... apure el paso porque no queria saber nada con eso...

viernes, diciembre 15, 2006

no vi Babel, pero me qustó esta nota con su director
aca va.

Sábado, 16 de Diciembre de 2006
logo espectaculos
ALEJANDRO GONZALEZ IÑARRITU, NIÑO MIMADO EN HOLLYWOOD

“Si no fuera por el cine, me tiraría por la ventana”

Después de Amores perros y 21 gramos, el director mexicano tuvo en Babel la oportunidad de cruzar a superestrellas como Brad Pitt y Cate Blanchett con actores no profesionales de Marruecos, en un complejo entramado visual y narrativo. La apuesta salió bien, aunque él mismo reconoce que “aparentemente todo me va bien, pero mantener estable el avión es bien difícil”.

Por Lola Huete Machado *
/fotos/espectaculos/20061216/notas_e/NA27FO01.JPG

No es la felicidad, sino el dolor, lo que nos hace iguales: eso sostiene Babel, la última película del mexicano Alejandro González Iñárritu sobre familia y relaciones, su tema más querido. Babel pone el cierre a una trilogía que incluye Amores perros y 21 gramos: una obra compuesta que se fue desplazando de escenario al ritmo del espíritu nómada de su director: México, en la primera; Estados Unidos, luego; el mundo entero, en esta entrega de título bíblico y ambiciosa estructura, en la que participaron desde una superestrella como Brad Pitt hasta actores no profesionales. Rodada en cuatro países, Babel cuenta otras tantas historias en varias lenguas y culturas, explora tres niveles de relaciones entre sus personajes (lo local, lo nacional, lo global) y plantea una realidad: es mucho más lo que une a la gente de este mundo que lo que la separa. La infelicidad, la incomunicación, la incapacidad de amar o ser amado devastan a todos, en todas partes. Babel ya tiene sus diplomas: en el pasado Festival de Cannes su director se llevó la Palma de Oro. El jueves, la Asociación de la Prensa Extranjera le dio el espaldarazo de siete nominaciones a los Globos de Oro: film dramático, director, tres actorales (Pitt, la mexicana Adriana Barraza y la japonesa Rinko Kikuchi), al guión (Guillermo Arriaga) y la música, del argentino Gustavo Santaolalla.

En Babel se vive la odisea de un matrimonio norteamericano (Brad Pitt y Cate Blanchett) que intenta solucionar su distanciamiento con un viaje al desierto; la de una familia marroquí víctima de la incomunicación; la de una mexicana (Barraza) y su sobrino (Gael García Bernal) que no atienden a nacionalidades ni fronteras, y la de un padre japonés (Koji Yakusho) y su hija sordomuda y adolescente (Kikuchi), ricos, solos, condenados al silencio. En una habitación del Covent Garden, horas antes de la presentación de su criatura en Londres, Iñárritu, de 43 años, habla con gusto y en extenso. “No hay conexión formal entre las historias, pero sí emocional. Ese fue el ejercicio más difícil: ¿cómo hacer de estas historias en cinco lenguajes, en tres continentes, una sola película en donde los personajes no se ven físicamente? Fue bonito. Encontrar una gramática visual y construir un todo”, dice, y se emociona, y dispara una reflexión tras otra.

Optimismo. “¿Soy más optimista ahora, eso se refleja en Babel? No estoy seguro. Oscar Wilde decía que la diferencia entre un optimista y un pesimista es que éste es un optimista bien informado... Es verdad que cada film me ayudó a exorcizar algo.”

La muerte. “Tengo una niña de 11 años y el segundo fue Luciano, que murió. Vino mal, con afección pulmonar... una experiencia muy dolorosa para mí y mi esposa. Luego llegó el tercero, Eliseo, que está vivo, gracias a Dios, y es un puro terrorista. Tiene nueve años. A él y a mi hija les dedico Babel. Amores perros se la dediqué a Luciano; 21 gramos, a mi esposa. Y Eliseo nació con la misma enfermedad; estuvo un mes entre la vida y la muerte, fue traumático, pero sobrevivió. Y como dice mi padre: ‘El doctor le puso demasiado oxígeno a este cabrón’. No para, es un loco encantador.”

La familia. “Es mi obsesión. En la familia se encuentra la raíz de todo drama humano. Y el lugar en que me encuentro ahora es raro: en medio de dos espejos. Miro hacia arriba, a mi padre, y veo cómo me convierto cada día en él. Y me aterra. Miro hacia abajo y veo a mi hijo transformándose en mí. Con todas esas bondades y limitaciones de las que es tan difícil escapar. ¿Me aterra? No, la relación con mi padre fue buena. Pero hay cosas que no me gustaría repetir. Hay cierta inevitabilidad en la repetición. Estamos predeterminados, desde que Adán y Eva fueron corridos del paraíso. Hay mucho ahí dentro, una relación de poder. Y a través de ese microcosmos se puede observar el mundo, el macrocosmos.”

Futuro. “¿Y ahora qué, tras la trilogía? Cada final representa un principio. Uno no puede escapar a su sombra. Es como la voz de uno. Por más que cantes una canción u otra, tu voz es tu voz. No podré escapar de mí mismo, de lo que me gusta hacer. Y quiero parar, no hacer nada; dedicarme a lo que he descuidado, lo personal, lo familiar.”

Vida norteamericana. “Sigo viviendo en Los Angeles. Pero algo cambió después de hacer Babel. No sé si podría regresar a mi país ahora. Me gusta vivir como nómada, me hace ser más consciente, más sensible, estar más pendiente, más incómodo. Y esa incomodidad, de la ansiedad que crea, de la inseguridad, es productiva. No me paraliza: por el contrario, me inspira, me provoca la necesidad de crear.”

Un régimen fascista. “Una pesadilla: En EE.UU. se vive bajo un régimen que me recuerda al gobierno de mi país en los ’70, cuando crecí. Un régimen político que manipulaba, controlaba los medios, la libertad de expresión, al individuo. Un sistema fascista. Me recuerda lo que está pasando en el mundo. Ese mensaje de EE.UU. de si no eres como yo estás en contra de mí, dicho por ese personaje tétrico... Se ve en las fronteras, en cómo están influidas hoy por esa paranoia que hace de la otredad una cuestión de criminalidad. Es tremendo.”

El estado del mundo. “Babel es oportuna por lo global, pero... no me puedo explicar cómo un país inventado sobre la emigración, que siempre presumió de su condición, ahora cierre la puerta a sus vecinos. Es propio del nacionalismo. Y cuando empieza a crecer es la semilla del fascismo. Es el momento de salir corriendo. Lo más triste es que los mismos mexicanos muchas veces cierran la puerta a sus compatriotas. Se produce un fenómeno del mexicano que llega y se desprende de sus raíces, se avergüenza de ellas, y se asimila a otra cultura. En Los Angeles viven cinco millones de mexicanos y no hay ni un centro social, no hay un club México, no quieren hablar español. Y votan por los republicanos, para que no lleguen otros, por si les quitan lo que sus abuelos ganaron.”

Viaje en común. “Mis hijos jugaban en los pueblos marroquíes con los niños de allí sin hablar su lengua, y se reían todo el día. Y uno se da cuenta entonces de que somos los adultos los que establecimos prejuicios que no existen en realidad, que nos han ido alimentando barreras vía la religión, los gobiernos, los padres; nosotros con nuestra estúpida forma de asumir o decidir o juzgar cosas bajo un solo punto de vista, sin observar el otro.”

La fe. “No creo ser muy religioso. Sí trato de desarrollar una vida interior, una espiritualidad. Estoy formado dentro de una familia con visión católica de la vida, con lo bueno y lo malo. Yo trato de tener una perspectiva personal de una relación con un ser superior. Me parece importante sentir que hay algo más, que no puedo controlarlo todo, que hay alguien escribiendo el guión. En los actores trato de buscar una vida interior. Que no sólo haya una experiencia terrena, hecha de huesos, carne, mocos. Yo asistí mucho a terapias. Con 25 o 30 años sufrí ataques de pánico. Le echo la culpa a que leí mucho existencialismo y los existencialistas me dieron una cosa muy bonita: cuestionarme la razón de la vida. Pero te meten en un viaje bien difícil, sin salida. Y esas terapias de grupo, las emociones en carne viva, me nutrieron, me permitieron entender de dónde vienen nuestros comportamientos y heridas. Eso me ayuda al dirigir actores, al crear personajes.”

Miedo universal. “Filmando Babel aprendí que las necesidades, las cosas más profundas de los seres humanos, son bien parecidas; la vulnerabilidad, la fragilidad, la de nuestros seres queridos. El miedo a la pérdida y la imposibilidad, en este tren de vida que llevamos, de expresar amor, darlo o recibirlo. Estamos fajados por una dinámica que no nos permite ver el sentido real de la vida. Y cuando tienes un hijo, la fragilidad se multiplica. Ya no se vive igual. Es curioso tener esa bendición y al tiempo esa conciencia de pérdida.”

La nave vuela. “Aparentemente todo me va bien, pero mantener estable el avión es bien difícil. Y es verdad, está de moda desestabilizarlo todo casi sin luchar: ante la menor dificultad abandonamos el barco, la familia, la pareja... Hay una cuestión adictiva en eso: la falta de compromiso y responsabilidad.”

Influencia social del cine. “¿Dañino? A la gente que no tiene formada una personalidad le afecta, sí, todo lo que ve en la pantalla. Cuando era chico veía Rocky y me iba a correr y tomaba huevos. ¿Y las chicas, con todos esos finales románticos? Cierto es que estamos como perdidos. Por eso me impresionó tanto conocer las comunidades marroquíes del sur del Sahara. No tienen nada, lo dan todo, no tienen esa necesidad de consumir. En nuestra sociedad hay un sobreestímulo de necesidades que hacen que tu existencia esté medida en base a posesiones, a éxitos.”

El valor del fracaso. “El fracaso está muy devaluado. Me lo decía Paul Laverty, guionista de Ken Loach. Charlamos de eso hace poco: del fracaso se aprende mucho más que de nada, te hace más sabio, más terreno, más profundo. Y ahora todo es girar y girar en torno del éxito, a la fama; la fama como objetivo en sí, no como reconocimiento. Un mundo al revés.”

La banalización de la violencia. “Me decían que Amores perros era Pulp fiction, que Tarantino... Pero yo trato la violencia en mis películas como una consecuencia. Me molesta su banalización. Me parece una estupidez que los tipos maten a diestra y siniestra y hagan un chiste de eso y el público se ría. Me aterra. Yo no puedo. Viví en un país violento, fui asaltado, mi familia fue asaltada. No me parece que la violencia tenga que provocar risas. Nunca. La muerte de un personaje tiene que tener un peso dramático en una obra, doler, si no se deshumaniza. A menos que estés haciendo una sátira.”

Contemplar lo creado. “Cuando vi Babel la primera vez sentí tal compasión... Me di cuenta de que estaba por encima de mí. Si la película no trasciende al creador, no hay nada. Llegó un momento en que mis miserias, mis preocupaciones, mis limitaciones estaban rebasadas. Y de veras, me golpeó muchísimo cuando la vi; no paraba de llorar, allí en la sala junto a Gustavo Santaolalla.”

El rodaje impacta en otros. “Filmas en Marruecos, convives con la gente de allá, luego recoges los trastos y te olvidas. Sí, horrible. Es verdad que he tenido contacto con los niños que actúan en Babel, con Boubker y Said, en Cannes. Y además, juntamos un dinero para darlo al pueblo (Taguenzalt) y cuando dos documentalistas regresaron allí seis meses después descubrieron que ya tenían luz, y ¡estaba plagado de parabólicas! Me dolió mucho. Me dije ‘¿hicimos bien?’. Pero también ‘¿quién soy yo para juzgar lo que hagan ellos con la luz?’. Son esas contradicciones que uno tiene. A Said y Boubker queríamos pagarles el estudio, en inglés, una herramienta para salir al mundo. Uno de ellos no quiso, Said el mayor, es muy rebelde. Se compró una moto con el dinero que ganó; el otro adquirió una computadora. Eso habla de cómo es cada uno.”

Los orígenes. “Yo soy una oveja negra en mi familia, no sé de dónde salí. Mi padre es un comerciante, un guerrero. Lo admiro. Creo que lo terco y obstinado que soy se lo debo a él. Lo perdió todo cuando tenía 38 años y cinco hijos. Nos quedamos sin un centavo, pobres, pobres. Lo que pelearon mis padres fue por la educación; rogaron en los colegios y nos becaron. Nunca tuvimos un lujo, ni un viaje, nada. Creo que mi obsesión de moverme viene de ahí: mi primer vuelo lo tomé a los 18 años, me lo pagué yo siendo lavacoches. Luego me fui en un carguero, de fregasuelos, crucé el Atlántico, llegué a Barcelona. Estuve dos meses por Europa con 350 dólares. Regresé en ese mismo carguero.”

Sufrir el montaje. “Disfruto al hacer la música, fue lo primero que hice en cine, y editar la película me encanta. Ahí es donde la descubro, donde juego. Cuando filmo cuando no lo paso bien. Me obsesiono. Soy meticuloso, neurótico, perfeccionista. No quedo satisfecho nunca. Y eso me llena de sentimientos desagradables. Pero es así, un mecanismo que me fuerza a sacar lo mejor de mí y de otros.”

Escenas de amor. “Esa parte en la que Brad Pitt ayuda a orinar a su mujer la tenía ya en Amores perros, y la dejé fuera; es una recuperación. ¿Es un acto de amor extraordinario? Sí, y un drenaje. Ella se deja ir; hay una necesidad de vaciarse emocionalmente, de limpiarse, de lo físico a lo espiritual. Hay ahí algo de animal y de erótico. Eso me gustaba. Y en Babel yo mismo me vacié de muchas cosas. En el cine, para mí, las historias son ganchos donde en lugar de colgar la ropa cuelgas los temas de los que quieres hablar. La historia es el pretexto para explorar.”

Formatos. “Filmé en 16 y en 35 milímetros. Entrábamos en pánico Rodrigo Prieto (director de fotografía) y yo; no sabíamos si iba a funcionar. Y funcionó. En Babel me liberé. Sobre todo en la historia de la chica japonesa. Y esos espacios que creé, la escena del helicóptero en Marruecos o la de la boda de Amelia en la frontera mexicana, el momento de Chavela Vargas o el de la discoteca en Tokio... Era como entrar en la cabeza del personaje y el cine es eso, lo que sucede entre líneas. Había algo mágico. Me gustaba la idea de combinar el hiperrealismo y lo interior.”

En equipo. “Tuve el privilegio de trabajar con la misma gente desde hace 15 años; con Rodrigo y Brigitte Broch, incluso antes de ser director. Los admiro a todos tanto... Siempre digo que hacer cine me ayuda a ser mejor persona. Me olvido de mis estupideces, de mis preocupaciones, de mí y de mi neurosis. Me preocupo de otros. El trabajo es una terapia. Por eso hago cine; si no, me tiraría por la ventana.”

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

© 2000-2006 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

lunes, diciembre 11, 2006



para los amigos antropologos, literatos, escritores, y demas yerbas.
una amiga nos paso este site sobre phd students.
es un comic q tiene algunas cosas buenas,
aqui van dos muy buenos
r

pd: la direccion es
www.phdcomics.com

miércoles, diciembre 06, 2006

Victoria, 6 de diciembre.

Aqui estoy en la casa de Heather, escribiendo algo sobre mis ultimos dos dias laburando en los archivos de BC. Durante Diciembre estare viniendo seguido a la colonial Victoria a laburar con Steve y Leslie en nuestro proyecto de investigacion sobre el lado oscuro de Cana(da) en relacion a los procesos normalizadores de los llamados "retardados", "defectuosos" y demas apelativos para los "subnormales" que no encajaban en esta sociedad.
Ayer dormi en un hotel pero hoy me vine a esta casa y creo que subalquilare un cuarto por todo el mes. Por ahi si Ana termina con la tesis se pueda pegar una vuelta unos dias tambien. Veremos.
Ahora Tia, la otra chica de la casa, esta tocando el chelo. Hay dos gatos y una gata tambien viviendo aqui.
Anecdotas: 1. El laburo es como de Sherlock Holmes (asi se esribia?), tenes que bucear en cientos de cientos de documentos y cada tanto encontras algo. Despues de la 4.30 pm se van todos y solo estan los de seguridad, el lugar se vuelve mas tranquilo. Hoy a eso de las 5 estaba un tipo que por horas venia mirando microfilms en distintas maquinas al mismo tiempo, y de repente escucho "Bingo, here you are!" 2. Ayer a la noche estaba en el hotel y tenian una sola compu en el lobby con free internet, estaba chequeando el correo y de repente una viejita me pregunta si tenia para mucho, le digo que para un rato pero si lo de ella era rapido le podia dejar el lugar. Curioso por lo que iba a hacer pispeo lo que hace... y se pone a jugar furiosamente al Black Jack. Espero 10', 15', cuando veo que iba para largo le pregunto si tiene para mucho y me dice que no, que lo que queria era relajarse un poco. Luego me deja la compu de nuevo. 3. Cuando fui el martes a tomar los bondis para el ferry, perdi el 620 por 5' y me tuve que comer 1h en la parada de Airport Station y luego cuando llegue el ferry de las 8 no salia, tuve que tomar el de las 9, y luego tome un bondi lechero desde Swartz Bay hasta Victoria y llegue a las 12 del mediodia, o sea que en total desde que sali de casa a las 5.40am y hasta q llegue a Victoria Downtown pasaron 6h! ... el mismo tiempo que nos llevo desde Mexico DF a Vancouver en avion. 4. Esta ciudad dicen que es las mas colonial de todo Canada, es muy inglesa, hasta tiene bondi dobles como en London. Por lo poco que vi me gusta, es mas chiquita que Vancouver y todo queda a mano.
Bueno, galera, saludos a todos, besos a todos
desde las tierras de Steve Nash os saluda
r

domingo, diciembre 03, 2006

no solo gualeguaychu, tamb chile

no solo en gualeguaychu pasan cosas en relacion a las papeleras/pasteras
en chile vean lo que pasa

El artículo original está en http://argentina.indymedia.org/news/2006/11/466018.php Imprimir comentarios.

La comunidad contra una pastera. Chile tiene su Gualeguaychú
Por reenvío lavaca.org - Friday, Nov. 24, 2006 at 7:12 PM

Piquetes en el mar, pescadores y mapuches resistiendo, desconfianza en el Estado y en los "estudios de impacto ambiental" donde la contaminación jamás existe. La Armada defendiendo a una pastera y atacando a la comunidad a balazos. Caleta de Mehuín, Chile: un caso testigo sobre cómo una población rechaza que le contaminen la vida.

NO TENEMOS CONFIANZA EN EL ESTADO CHILENO...NO NOS QUEDA OTRA QUE ENFRENTARNOS CON LA LEGALIDAD.



Desde hace cuatro meses, los vecinos de la Caleta de Mehuín, en Chile, impiden a la pastera Arauco y Constitución realizar estudios para construir un ducto destinado a volcar al mar sus desechos industriales. El movimiento contra el ducto ha cambiado completamente la vida de la Caleta, donde hay un centro de poco tamaño, de unos tres mil habitantes, que llegan a cinco mil si se les suman las cuatro o cinco pequeñas poblaciones que lo rodean. La mayoría de la gente se dedica a la pesca. Pegada al mar hay una cooperativa de pescadores que debe ser de peso en la zona, si se toma en cuenta que es propietaria del único teléfono de la caleta.
Del otro lado de la línea, Eliano Vigueira responde las preguntas de lavaca sobre el conflicto con la pastera de Arauco y Constitución, también conocida por su sigla Celco. Vigueira cuenta que están organizados en grupos de vigilancia que patrullan la costa. Cada vez que avistan a uno de los barcos de la pastera le salen al cruce con sus botes y no dejan que los técnicos realicen los trabajos. "Es lo que nos ha dado resultado: no dejar que se hagan los estudios de impacto ambiental que la empresa tiene la obligación de entregar para construir el ducto".
Vigueira es integrante del Comité de defensa del Mar, una organización de pescadores, mapuches y asociaciones comunitarias de la costa. El comité nació del rechazo a la pastera, una historia que empezó hace diez años, cuando Arauco y Constitución llegó a Chile con el proyecto de instalarse en Valdivia (a 82 kilómetros de distancia) y hacer el ducto hasta Mehuín. La gente de la Caleta fue la primera en oponérsele, y la única, porque quedaron rápidamente en soledad, cuenta Vigueira, "sin el apoyo del resto de la ciudadanía". Arauco había llegado con la promesa de abrir nuevas fuentes de trabajo. "Fuimos muy criticados, nosotros éramos 'los que no queríamos el progreso'", recuerda. Aislados, decidieron desentenderse de la construcción de la planta y centrar sus esfuerzos en evitar que se hiciera el ducto. A eso lo consiguieron y cada cual tuvo la suyo, porque la papelera se construyó en Valdivia. En lugar de volcar sus desechos al mar los comenzó a verter al río Cruces.




>>>Cisnes con daño neurológico

Ahora hay que mudarse los 82 kilómetros que separan a la Caleta de Mehuín de Valdivia. La planta de celulosa se terminó de construir a principios del 2004, como una de las mayores de Sudamérica, con una capacidad de producción es de 550 mil toneladas de celulosa tipo kraft por año.
La Universidad Austral de Chile hizo una investigación sobre lo que ocurrió a partir de entonces. Sus resultados fueron volcados al documental Santuario del río Cruces, un desastre ecológico, dirigido por Germán Ovando y con guión de Pablo Villaroel. El trabajo muestra al humedal del río Cruces, una gran extensión de verde y agua donde había una fauna con más de cien especies, entre ellas el cisne de cuello negro, una especie migratoria que por su belleza se convirtió en símbolo de la ciudad de Valdivia.
Cada año llegaban al humedal para tener sus crías quinientas parejas de cisnes. El sitio, libre de depredadores, era un gran centro de reproducción de la especie. Luego de unos años, los cisnes jóvenes volvían para empollar.
El lugar fue categorizado en 1981 por el estado chileno como santuario de la naturaleza, para resguardar su valor. Quedaron protegidas así 4877 hectáreas, que se transformaron en un polo de actividad turística para el avistamiento de aves. Pero todo cambiaría con Arauco y Constitución, que se instaló 20 kilómetros aguas arriba. La planta entró en funcionamiento en febrero del 2004; comenzó a verter 77 millones de litros diarios de residuos industriales líquidos directamente al río Cruces
El documental reseña que Arauco contaba con un permiso ambiental de la Comision de Nacional de Medio Ambiente de Chile, que aseguraba que los residuos ambientales no producirían "impactos negativos apreciables" en el ecosistema del humedal. Pero en apenas 3 meses comenzaron a observarse signos de alteración.
Las aves comenzaron a emigrar. En agosto 2004 aparecieron decenas de cisnes muertos, atropellados en las cercanías del santuario o con signos de daño neurológico. "Por octubre se vio que no había reproducción: cero huevos, cero crías", cuenta a los documentalistas Daniel Boroschek, veterinario especialista en fauna. "Se comenzaron a ver cisnes muertos en los pajonales, que quedaban como bolsas blancas flotando en el agua. Encontramos cisnes que no podían volar, que estaban realmente flacos, con sus músculos pectorales atrofiados, sus pechos de color café por el agua, después cisnes con problemas neurológicos, que nadaban en círculos, que caían en pleno vuelo, que se retorcían sobre las mesa de exámen clínico y que eran incapaces de mantener el equilibrio".
Esos fueron los primeros síntomas. Nueve meses después de la entrada en funcionamiento de Arauco y Constitución, centenares de cisnes de comenzaron a morir en el humedal. En su intento por abandonar el lugar, muchos cisnes comenzaron a caer sobre los techos y patios de la ciudad de Valdivia.
Ante las protestas de la comunidad, el gobierno encargó a la Universidad Austral una investigación. Un equipo de veinte especialistas trabajó durante seis meses en el tema. Dieron a conocer sus conclusiones en abril del 2005: la principal causa de mortandad de los cisnes había sido la pérdida de su fuente de alimentación, una planta acuática abundante que había desaparecido por la contaminación del agua. En segundo lugar, la aves se habían intoxicado.
El agua del humedal estaba cargada de tóxicos de origen industrial atribuibles a Celco Arauco. La gran sorpresa fue que los desechos industrialesde la planta contenían compuestos que no habían sido declarados por la empresa, como aluminio, manganeso, sulfato y cloruros.
A comienzos del 2006 el gobierno autorizó a Celco Arauco a seguir con su producción. Se solicitó a la empresa que estudiara una alternativa para sacar sus residuos fuera del rio, pero no se le exigió que detuviera su funcionamiento ni modificara el vertido. La empresa desempolvó entonces su viejo proyecto de hacer el ducto al mar.

>>>Piquetes en el mar

En la Caleta, los pescadores no tienen mayores ingresos, pero consiguieron apoyos solidarios que los proveyeron de equipos de radio para hacer el patrullaje y de combustible. En tierra tienen 20 aparatos de radio repartidos entre los grupos de vigilancia; las mujeres se han organizado para mantener el abastecimiento de alimentos, porque con el conflicto ya no se puede trabajar como antes. Cuando alguien da la alarma de que un barco se acerca, hacen sonar la sirena de los bomberos y la gente de la caleta sale a la calle. Vigueira dice en condiciones de mar normales, demoran entre 18 y 20 minutos en llegarles al cruce, porque sus botes son livianos. También han cortado la ruta ante la llegada de los carabineros.
El Comité de Defensa no ha iniciado ninguna demanda legal contra el ducto. "No tenemos confianza en el estado chileno", explica Vigueira. "El estado ha demostrado que está dispuesto a aprobar los proyectos de Arauco. Las decisiones no se toman por lo estudios técnicos, sino que van por lado político. Ya están tomadas, lo que digan los técnicos no tiene mayor importancia. Entonces no nos queda otra que enfrentarnos con la legalidad".
En agosto, Celco Arauco y el gobierno hicieron una apuesta de máxima. Como el barco de la empresa no podía hacer las mediciones, volvió a la caleta con el apoyo de la Armada. Los pescadores igual llegaron hasta la embarcación e intentaron dañar con sus cuchillos los gomones de Celco. Los efectivos de la marina dispararon contra los pescadores. Se dijo que incluso los pobladores respondieron el fuego y hubo un tiroteo, pero esto no pudo ser demostrado. Los videos del episodio sólo muestran con armas a los marinos.
Desde entonces, los barcos de la empresa no han vuelto a aparecer. En la Caleta tienen la información de que volverían en enero. El patrullaje de las costas, para evitar sorpresas contaminantes, se mantiene las 24 horas.



éstas notas pueden ser reproducidas libremente, total o parcialmente (siempre que sea con fines no comerciales), aunque agradeceríamos que citaran la fuente.




agrega un comentario

sábado, diciembre 02, 2006